Un reconocimiento a la historia

No es una novedad para nadie que la cocina típica mexicana cuenta con un reconocimiento mundial, no hace falta ser un sibarita para darse cuenta de esto. Basta con ver que cada ciudad importante del mundo cuenta con distintas opciones de cocina mexicana.

Pero claro, cabe hacerse la siguiente pregunta ¿qué es lo que le da reconocimiento mundial a la comida mexicana? Y la pregunta es totalmente válida porque dicho reconocimiento tiene fundamentos muy profundos. La cocina típica mexicana posee una tradición de miles de años, previo a la conquista por parte de los españoles. Es un hecho que muchos ingredientes de la cocina mexicana fueron adoptados, luego de la llegada de los españoles, y difundidos por todo el mundo. Esta poderosa impronta histórica de la comida mexicana ha hecho que la Unesco vele por su protección y su continuidad.

La comida mexicana es exótica, desde sus ingredientes hasta sus sabores, que van desde lo dulce hasta lo extremadamente picante, en una combinación casi perfecta. En la actualidad, el surgimiento de jóvenes chefs, le han dado a la cocina mexicana un toque que ha permitido que sea incorporada como parte de la cocina internacional. Algunos de estos chefs han adaptado algunos sabores a los distintos paladares del mundo.

Otro de los éxitos de la cocina típica mexicana es que, a través de su reconocimiento mundial, ha ido fusionándose con sabores del resto del mundo. Esta fusión ha dado lugar al nacimiento de verdaderas tendencias dentro de la gastronomía mundial que tienen como base a la cocina mexicana.

Los ingredientes, invitados de lujo

Los ingredientes de la comida mexicana son, tal vez, su patrimonio más exclusivo. Sus tortillas de maíz, el aguacate – llamado palta en otros países – con los que se elabora el guacamole, los cacahuates o maníes. Sus famosos ajíes conocidos como chiles, extremadamente picosos y presentes en un sinnúmero de platos de la cocina típica mexicana, conforman el argumento de exclusividad que posee esta gastronomía.

Estos ingredientes, que son originarios de América, son los que le han dado a la comida mexicana ese toque distintivo, imposible de hallar en otras gastronomías tradicionales. Si bien es cierto que en el mundo se conocen algunos de los más importantes platos de la cocina mexicana, como los tacos, enchiladas y quesadillas, la gastronomía de México tiene para ofrecernos centenares de platos típicos, cada uno de ellos representando no sólo al país azteca, sino cada una de sus bellas regiones.

Hemos dejado para el último a un ingrediente que su sólo descubrimiento revolucionó la alimentación mundial, estamos hablando del maíz que constituye una base esencial de cocina típica mexicana y que hoy es consumido en todo el mundo. Este elemento es importante a la hora de hablar de la comida mexicana, ya que las distintas tendencias gastronómicas han ido apropiándose de los ingredientes propios de esta cocina.

Un mundo dentro del mundo

He hecho que la cocina típica mexicana se extienda cada vez más, tiene derivaciones de dimensiones que hasta hoy resultaban impensadas. La primera de ellas es el nacimiento de una escuela de la gastronomía mexicana, como consecuencia de una nueva y numerosa generación de chefs que están llevando esta cocina tradicional a todos los rincones del mundo.

La gastronomía mexicana cuenta con un aliado de lujo y es el turismo. Cada año, México recibe millones de turistas atraídos por sus paisajes, sus playas paradisíacas y sus lugares históricos, que nos permiten conocer la cuna de civilizaciones extraordinarias. Cada uno de estos turistas, que visitan México, terminan por convertirse en los mejores embajadores internacionales de la cocina típica mexicana.

Así el mito de la cocina mexicana ha dejado de ser tal, para pasar a convertirse en un integrante esencial de las cartas en los principales restaurantes más prestigiosos del mundo.

Uno de los mayores méritos de la cocina mexicana, tiene que ver con el hecho de haber convertido sencillas recetas, provenientes de las distintas regiones y climas que México tiene para ofrecer, en platos de la cocina gourmet. Mientras en México puede comerte un exquisito taco, acompañado de la salsa de tu elección, así nomás, al paso y de parado o sentado en el banco de una plaza, el mismo plato podrás disfrutarlo en aquellos restaurantes del mundo que se precian de tener una carta verdaderamente internacional.

La comida mexicana posee el enorme mérito de poder transportar, a quien la saborea, un mundo exótico de aromas, sabores y colores. Es fácil imaginar, a partir de ella, cada rincón de los hermosos paisajes mexicanos, cada uno de ellos con sus características muy particulares. La gastronomía de México se disfruta con todos los sentidos, sus sabores son una caricia al alma. Con su historia y su exclusividad, la comida mexicana es, sin lugar a dudas y sin necesidad que lo diga la Unesco, un patrimonio de toda la humanidad.