Historia

No hay mucha información sobre el primer taco, pero se sabe que fue inventado por los indígenas, los cuales le dieron el nombre de quauhtaqualli. Aun así, el primer registro que se tiene del consumo de tacos, guarda relación con Cristóbal Colón y sus capitanes, a los cuales se les fue preparado este platillo, en una reunión; y que, debido a la complejidad del nombre, llamaban «taqualli», hasta que progresivamente se adaptó hasta llamarse como lo conocemos hoy en día.

Algo curioso es que, así como actualmente podemos observar muchos puestos ambulantes de tacos, durante la época prehispánica era normal comerlos en las calles.

Tipos de taco

 Una de las versiones más conocidas de los tacos, son los tacos de carnitas; estos están compuestos por una tortilla de maíz rellena con un guiso a partir cilantro, cebolla, salsa roja o verde, limón y carne sofrita con manteca de cerdo. Para los que prefieren el pescado, existe un tipo en el cual solo se reemplaza el relleno central.

Aun así, puede que los más típicos sean los tacos al pastor junto con los burritos. Los primeros son originarios de Puebla y los constituyen carne de cerdo, un poco de vinagre, achiote y chiles picaditos. Mientras los segundos nombrados son lo más consumidos internacionalmente, elaborados con carne de res desmenuzada con huevo picado, envueltos en tortillas de maíz.

Por otro lado, en el rango de los menos conocidos, hay ejemplares como el taco gobernador, estos están rellenos con papa, frijol, adobe, mole o chicharrón y son envueltos en tortillas artesanales a base de maíz, camarones y queso derretido. Y finalmente, los tacos acorazados, formados por dos tortillas que son rellenas con chile, milanesa, arroz rojo o bistec.