Las larvas de esta hormiga se comen frita en mantequilla con mole, epazote, barbacoa, mixiote, con huevos y muchas variantes más.

Lo conocen como el caviar prehispánico ya que su pecio es exorbitante por kilo y esto se debe a que es muy difícil encontrarlos y es considerado una comida exótica, para muchos puede ser un tanto desagradable esta receta ya que su principal ingrediente son los huevos de hormiga, pero según dicen es un plato lleno de nutrientes y mucho sabor.

Esta especia suele hacer sus nidos debajo de la planta de maguey, en las napoleras y árboles de pirul.

Este manjar mexicano es cosechado entre marzo o abril, justo en épocas de cuaresma, este manjar se prepara de la manera más clásica que sería fritos en mantequilla y epazote.

Como dijimos anteriormente los escamoles son de tiempos prehispánicos por el siglo XVI, fue reseñado como uno de los insectos comestibles junto a otras 95 especies por Fray Bernardino de Sahagún.

Pero también se dice que era un platillo servido a Moctezuma, eran tortillas rellenas de pescado, escamole, nopales y otros guisos.

Ingredientes para el escamole:

Como ingrediente se pueden encontrar hojas de epazote, mantequilla, escamoles, cebolla, sal, salsa de guacamole, chapulines tostados, fritura de maíz. Y mucha gente suele decorar esta receta por lo tanto también utilizan flores de hortaliza, flores de cilantro, flores de hinojo, flores de zanahoria y flores de pensamiento frescas.

Ahora que conocemos parte de su historia y sus exóticos ingredientes ¿probarías esta histórica receta?.