No sólo de tacos vive México

Cuando hablamos de la cocina mexicana, automáticamente nuestro pensamiento se para frente a las innumerables variedades de tacos, sus tortillas y todos aquellos ingredientes mexicanos que han hecho de su cocina, una de las más apreciadas del mundo. Sin embargo, México cuenta con una variedad de platos elaborados a partir de productos exóticos que pueden hacer las delicias de los paladares más exquisitos. Son tan propios de este país esos productos que aún no han logrado transponer las fronteras, pero cualquiera que viaje a México tendrá la oportunidad única de disfrutarlos en todo su esplendor.

Con una fuerte influencia de las culturas prehispánicas que habitaron el territorio mexicano, sus costumbres se mantienen inalterables a la hora de aprovechar los favores de la naturaleza para la elaboración de la comida de México. Y aunque muchos de estos ingredientes mexicanos puedan parecernos demasiado extraños para lo que estamos acostumbrados, son parte de una gastronomía de alta calidad.

Huitlacoche o trufa mexicana

Uno de los productos más exclusivos de la comida de México es la conocida como trufa mexicana. Su uso de remonta a las culturas prehispánicas que la llamaban huitlacoche. Este es, dentro de los productos exóticos, tal vez el más llamativo. Trufa mexicana es un hongo que infecta al maíz y que se extiende de manera invasiva hasta acabar con los sembrados, pero desde la antigüedad los habitantes de México han sabido darle utilidad. Este hongo es muy utilizado para acompañar carnes y pastas, incorporar a los tacos y para los cultores de la cocina vegetariana constituye un plato principal. Generalmente se lo prepara salteado con otros ingredientes. El huitlacoche se caracteriza por su sabor suave y ligeramente ahumado, con algún toque dulce.

Camarón de río mexicano

Conocido como acociles, este crustáceo de agua dulce ha acompañado la comida de México desde los tiempos de los Aztecas. Abunda en lagos y en las cuencas de los ríos de todo el país. Una vez freído o hervido, este ingrediente exótico, adquiere un fuerte color rojizo cuyo sabor es similar a los camarones tradicionales, pero a diferencia de éstos, el acocile se come sin separar su cabeza ni sus extremidades. Su popularidad es tal que se lo puede utilizar en una gran variedad de comidas como tacos, acompañando carnes y guisados.

Cuetlas, un plato único

En las plantas de chía, crecen unas larvas de mariposas llamadas cuetlas. Pues bien, aunque te resulte impresionante, este es uno de los ingredientes mexicanos más reconocidos de la cocina azteca. Este gusano, una vez recolectado, se salta o hierve y luego se deja secar. En los estados de Puebla y Guerrero constituyen un plato típico, una vez tostados o secos se sirven en tacos o como una simple botana, acompañados de salsas de chille o guacamole. Además, de su agradable saber, esta larva de mariposa es muy apreciada en la comida de México por sus importantes aportes nutricionales.

Chicatanas, de Oaxaca al mundo

El comienzo de la temporada de lluvias es un momento muy esperado por los oaxaqueños, que esperan esta época del año para disfrutar uno de los platos más típicos y que lleva uno de los productos exóticos más destacados de la comida de México. Estamos hablando de las chicatanas, que no son otra cosa que hormigas voladoras. Al llegar las lluvias, estos insectos abandonan sus hormigueros en busca de lugares más secos y cálidos. Para preparar las chicantanas, se les extrae la cabeza y las alas, luego se las tuesta en un comal y a partir de allí, pueden ser utilizadas para complementar salsas con chilles o para comer como botanas. Crocantes y sabrosas, las chicatanas son de los ingredientes mexicanos con los que los oaxaqueños dan la bienvenida a los visitantes del mundo.

El gusano del tequila

Se ha creado un mito alrededor del mundo. Es mito dice que el buen tequila es el que contiene un gusano en la botella. Pues bien, es, justamente, un mito. El tequila no contiene un gusano. La bebida mexicana que contiene un gusano es la que se conoce como mezcal, una bebida similar al tequila y la historia de su gusano no es otra cosa que un hecho fortuito. Un productor mexicano de mezcal encontró una vez un gusano dentro de las botellas y decidió comercializarlo así, con la idea que lograría diferenciarse de la competencia. Y vaya que si lo logró.

Hemos realizado un recorrido por un rincón de la comida de México, tal vez desconocido, pero que es parte fundamental de esa gastronomía patrimonio de la humanidad. Estos productos exóticos de la cocina mexicana se nos brindan para ampliar nuestro paladar. El mundo se rinde a los pies de esta cocina con estos ingredientes mexicanos tan propios. La comida de México, para disfrutarla sin prejuicios.